¿Sabías que es posible estrenar coche cada varios años, pagando una cantidad fija de dinero cada mes, y sin tener que preocuparte de abonar la cuota del seguro, los impuestos municipales o las revisiones? Es el renting…

¿Qué formas existen para pagar un coche?

Al contado. Una vez que el concesionario da un presupuesto cerrado para la adquisición de un vehículo nuevo, el comprador puede: realizar una transferencia a un número de cuenta establecido por el vendedor, entregar un cheque por el importe total presupuestado o, en casos menos frecuentes, abonar en efectivo el precio del coche. (No incluye los gastos de mantenimiento del mismo, ni impuestos, etc.)

Financiado. Al igual que en el caso anterior, el concesionario elabora un presupuesto por el importe total del vehículo, y el comprador solicita que o bien un banco o una entidad financiera -habitualmente de la propia marca- le permita abonar a plazos el precio del coche a cambio de sumar al importe total un interés. Los tipos de interés actuales oscilan entre el 6,5% del importe del vehículo y el 9,75% . Pero ojo, porque para conceder la financiación, la entidad tiene en cuenta, entre otros factores, el historial crediticio del usuario, su solvencia actual y su nivel de ingresos. (La compra No incluye los gastos de mantenimiento del mismo, ni impuestos, etc.)

Leasing. El usuario firma un contrato de arrendamiento con una determinada entidad que adquiere el coche para cedérselo, posteriormente -ya sea como usuario particular, como autónomo o como empresa-, a cambio de una cantidad de dinero establecida por contrato -fija o variable, dependiendo de lo acordado-, y durante un tiempo determinado -normalmente, coincide con el periodo de vida útil del coche-. Una vez que se cumple ese periodo, el usuario ejerce una opción de compra por el coche y si paga la última cuota, que se compone del valor residual -la diferencia entre lo que pagó la compañía de leasing más los gastos e intereses del contrato y lo que el usuario ha abonado durante la duración del contrato-, pasa a ser su propietario. (No incluye los gastos de mantenimiento del mismo, ni impuestos, etc.)

…Y el renting

Además del coche, ¿qué otros servicios incluye el renting? LEASE PLAN

  • La compra del vehículo, su matriculación y el transporte desde la fábrica hasta su entrega al cliente.
  • Mantenimiento preventivo mecánico completo del vehículo, con las correspondientes revisiones establecidas por cada marca.
  • Reparación del coche en caso de avería, con servicio de recogida y entrega.
  • Mantenimiento y neumáticos adicionales.
  • Seguro completo contra siniestros y robo del vehículo – a todo riesgo.
  • Vehículo de sustitución en caso de avería o accidente. (a convenir en contrato)
  • Asistencia en carretera 24h/7d
  • Servicio de reclamación de multas hasta agotar la vía administrativa.
  • Gestión y pago de impuesto municipal de circulación.
  • Costes y gestión de ITV.

¿Qué es el renting?

En esta modalidad, el usuario firma un contrato con una compañía especializada  por el que alquila un coche, durante un periodo determinado de tiempo – 36, 48, 60, 72… meses- y por una cantidad fija mensual de dinero en función del modelo elegido, del kilometraje que va a realizar y de los servicios que desea.

¿En qué se diferencia del leasing?
En el leasing, la entidad financiera adquiere el coche que desea el cliente y, posteriormente, se lo alquila a cambio de unas cuotas mensuales fijas o variables durante la vida útil del vehículo, sin incluir los gastos que origine el coche -el seguro, el pago de impuestos municipales, el de las revisiones mecánicas y la reparación de averías corren por cuenta del usuario-, mientras que, en el renting, la compañía alquila al usuario el coche por una cuota fija durante un periodo de tiempo establecido, incluyendo todos los gastos que origine el coche, a excepción del combustible. Además, mientras que el leasing abarca toda la vida útil del coche, en el renting el periodo de alquiler es variable en función de lo que desee el cliente y una vez finalizado este contrato es posible quedarse con el vehículo o cambiar el vehículo por otro nuevo.

Ventajas del renting

  • No tendrás que preocuparte del seguro, la cuota que abones ya incluirá una parte proporcional del importe de la póliza, que estará gestionado en todo momento por la compañía de renting.
  • La empresa arrendadora se hará cargo del importe de las revisiones mecánicas del coche, del coste de la reparación de posibles averías, así como de los cambios de neumáticos, impuestos e ITV.
  • Tendrás acceso a servicios exclusivos ofrecidos por tu compañía de renting, como menores tiempos de espera en talleres concertados, cita previa, tarjetas de combustible a precios especiales o asistencia en carretera 24 horas al día.
  • Una vez que finalice el plazo concertado de contrato con tu compañía podrás decidir entre cambiar el vehículo por otro nuevo, quedártelo en función de su valor en ese momento, o devolver el coche.
  • Al poder optar a una renovación del coche cada cierto tiempo, siempre disfrutarás de vehículos modernos, con lo último en seguridad y tecnología.
  • La compañía de renting se hará cargo de los importes de cualquier reparación que tenga que efectuarse en el coche. En caso de avería o accidente, podrás disponer de un vehículo de sustitución durante todo el tiempo de inmovilización de tu automóvil habitual.

¿Qué puedo hacer con el coche cuando finaliza el contrato de renting?

Los clientes tienen tres posibilidades:
A.- Devolver el vehículo a la empresa de renting.
B.- Contratar un nuevo vehículo.
C.Acordar con la empresa de Renting la compra del vehículo que se ha disfrutado.

¿Qué ventajas fiscales tiene el renting?

Particulares: Al tratarse de un alquiler, no tienen derecho a ningún tipo de deducción fiscal.
Empresas y sociedades mercantiles: Pueden deducir el 100% del importe de las cuotas mensuales de su renting en el Impuesto de Sociedades, al considerarse un gasto de su actividad profesional.

Profesionales y autónomos: Pueden deducir el importe de su cuota mensual de renting en el Régimen de Estimación Directa del IRPF, siempre que se trate de un gasto necesario para el desarrollo de su actividad profesional.

¿Qué incluye el renting que no incluya la financiación?

  • Entrada abonada y gastos: En el renting, no existe una cuota de entrada, mientras que en la financiación existen unos gastos de apertura -normalmente, del 1,5 al 3% de la cantidad a financiar-.
  • Importe de las cuotas mensuales.
  • Seguro durante los años de contrato: En el renting va incluido -una póliza a todo riesgo- en las cuotas mensuales, mientras que en la financiación es un importe adicional.
  • Impuesto de matriculación del vehículo: En el renting está incluido en las cuotas mensuales.
  • Impuesto de circulación anual: En el renting está incluido en las cuotas mensuales.
  • Sustitución de neumáticos: En el renting están incluidos en las cuotas mensuales.
  • Mantenimiento y reparación de averías: En el renting están incluidas en las cuotas mensuales.
  • Posibilidad de comprar tu coche al finalizar el contrato.

A qué estás esperando???

Anuncios

One thought on “¿Sabías que es posible estrenar coche cada varios años, pagando una cantidad fija de dinero cada mes, y sin tener que preocuparte de abonar la cuota del seguro, los impuestos municipales o las revisiones? Es el renting…

  1. Reblogueó esto en GRUPO JMCy comentado:

    ¿Sabías que es posible estrenar coche cada varios años, pagando una cantidad fija de dinero cada mes, y sin tener que preocuparte de abonar la cuota del seguro, los impuestos municipales o las revisiones? Es el renting…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s