¿Qué es más rentable, un coche de renting o comprar directamente el vehículo a un concesionario?

El renting es una alternativa a la compra que se está abriendo paso entre los particulares y está en continuo crecimiento en España. Un tema que durante mucho tiempo se ha pensado que era exclusivo para empresas o autónomos y que no afectaba a los particulares.

¿Por qué cada vez se opta más por el Renting?, ¿merece la pena como forma de obtener un coche nuevo si eres un particular?

Qué es el renting?

El renting es una forma de acceder al uso de un vehículo a través de la firma de un contrato de cesión a largo plazo.  Así, un particular o una empresa ‘alquila’, durante un periodo determinado de tiempo el vehículo a cambio de una cuota mensual fija (que incluye todos los servicios relacionados con el vehículo como, mantenimiento, averías, seguro, neumáticos, etc.), marcada en el momento de la firma del contrato.

El objetivo del renting es facilitar la utilización del bien, no su compra, en las mejores condiciones y con el servicio más completo.

Su importe se calcula en función de distintos factores, entre los que se encuentran el coche elegido, el número de kilómetros que se tenga previsto circular, o los servicios asociados que se desee contratar en ese momento.

Se trata de una fórmula que, a lo largo de los últimos años en España ha experimentado un crecimiento  hasta del 23% respecto al año 2016 (enero/julio), según los datos publicados por la AER (Asociación Española del Renting). ¿El motivo? El crecimiento económico español, que hace que multitud de empresas puedan llevar a cabo una operación que transforma en un gasto fijo la que sería una inversión en un automóvil.

Esto significa que más del 17% de todos los coches y vehículos comerciales que circulan por calles y carreteras españolas pertenecen ya a flotas de renting.

Cómo es el usuario actual de un coche de renting

  • Recorre, de media, cerca de 20.000 km anuales.
  •  Vive, mayoritariamente, en la Comunidad de Madrid (37 %) o en Cataluña (27%).
  • Trabaja frecuentemente en la industria química o farmacéutica, o en el comercio al por mayor.
  • Suele trabajar en empresas de más de 100 empleados.
  • Utiliza el coche de forma mayoritaria para labores profesionales (un 74% de los casos en empresas de menos de 100 empleados y un 56% en empresas de más de 100 empleados).
  • Cambia de vehículo cada cuatro años.
  • Prefiere los talleres oficiales (54%) frente a los independientes (29%).
  • En sus visitas al taller, prefiere pasar una revisión completa (53%) frente a los cambios únicamente de aceite y filtros (21%).

Ventajas del renting para particulares

Las ofertas de renting para particulares incluyen todos los servicios:

  • Póliza de seguro a todo riesgo sin franquicia.
  • Cambio de neumáticos.
  • Mantenimiento integral del vehículo.
  • Reparaciones e impuestos.
  • Trámites necesarios para la matriculación del coche.

¿En qué se diferencia, entonces?

Como el objetivo es facilitar el acceso a particulares, se elimina la aportación inicial -un porcentaje del precio del vehículo a modo de entrada-, y se reduce la duración del contrato, ya que frente a los cuatro años habituales, se ofrecen periodos de hasta sólo un año.

Al ser un particular hay que tener en cuenta que no se puede beneficiar de las ventajas fiscales con las que cuentan las empresas y sociedades mercantiles. Éstas, pueden deducir el 100% del importe de las cuotas mensuales en el Impuesto de Sociedades, al considerarse un gasto de su actividad profesional.

Los profesionales y autónomos pueden deducir la cuota de su contrato de renting en el Régimen de Estimación Directa del IRPF, siempre que se trate de un gasto imprescindible para el desarrollo de su actividad profesional.

El renting añade una seguridad añadida al tratarse de coches nuevos. Aporta mayores elementos de seguridad y muchísima menos contaminación porque cada año los nuevos vehículos emiten menos gases contaminantes. De esta forma se reduciría la edad del parque en varios años y un parque más nuevo significa eso: mayor seguridad y menos contaminación.

  • Sólo tienes que ocuparte de elegir el modelo de vehículo que mejor se adapta a tus necesidades, la duración del contrato y el kilometraje estimado para dicho plazo.

Te animas?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s